Logotipo de UNIDAD PROGRESISTAProgreso digital

PROGRESO DIGITAL Nº 43domingo, 20 de mayo de 2018

 

Nuestras secciones

¡LA FELICIDAD, LO QUE NOS INTERESA!

Comisión Ejecutiva Estatal de SUPPO

Con ocasión de las III Jornadas Estatales de Formación de SUPPO realizamos un prodigioso análisis sobre la felicidad para que, al aplicar sus resultados y prestándole la atención necesaria, podamos disfrutar de la vida y ser felices. SUPPO está en ello, en la actividad constante dentro de la vida de nuestra asociación. Acabamos de finalizar nuestra participación activa en el Crucero de la Ilusión, y hemos sido felices ¡nos lo merecemos!

Talleres Formación SUPPO.jpg

Por el mero hecho de haber nacido y estar en este mundo nuestro, merezco ser feliz. Muchos hombres y mujeres, a lo largo de toda la historia de la humanidad han pensado y disertado sobre este tema tan importante y, a la vez, tan necesario; así, por ejemplo, el Dalai Lama, líder espiritual de los tibetanos, opina que: “Si quieres hacer feliz a los demás, sé compasivo; si quieres ser feliz tu mismo, sé compasivo”. El escritor alemán Goethe, 1.749 -1.832, dijo que: “El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio”.

Un interesantísimo tema en el que casi nunca nos paramos a pensar dejándonos arrastrar por los estereotipos y por los condicionantes que esta sociedad nuestra nos impone. En SUPPO, hemos tenido la oportunidad de profundizar en el análisis de este merecimiento con ocasión de nuestras III Jornadas Estatales de Formación; en ellas hemos recibido la orientación y el apoyo de un psicólogo clínico. En esta profundización hemos alcanzado las siguientes enseñanzas y conclusiones:

Nuestra existencia debiera de ser como la de una bellota que, sembrada, regada y cuidada, se convierte, con el transcurso del tiempo, en una hermosa encina que proporciona más bellotas, da sombra y cobijo, abastece leña y, en definitiva, beneficios para los demás. Pero en ese transcurso de tiempo hay pasado, presente y futuro. En cada uno de ellos hay, generalmente, un sentimiento predominante que nos impide ser felices:

El pasado nos trae sentimiento de culpabilidad y no debemos de culpar a nadie de lo sucedido, ni siquiera a nosotros mismos, sustituiremos la culpa por una responsabilidad compartida quedándonos, solamente, con lo que nos beneficia: lo que hayamos aprendido en ese tiempo pasado.

El presente nos genera stress y tendemos a quejarnos de nuestra situación, pero no debemos de quedarnos solo en la queja, sino que, además, hemos de aportar soluciones. El presente es un maravilloso regalo que hemos de aprovechar teniendo en cuenta que los años enseñan cosas que los días jamás llegan a conocer.

El futuro es fuente de ansiedad, y esta nos provoca miedo. El mejor antídoto para el miedo es el valor, el valor domina al miedo y genera acción.

Una vez que aprendamos a controlar los sentimientos negativos que nos va aportando el paso del tiempo, hemos de empezar a pensar siempre en positivo ya que las cosas son como somos cada uno de nosotros, por tanto, el que gestiona bien su pensamiento gestiona bien su vida, está cuidando el crecimiento de la encina. Hay que ser flexibles en nuestras posiciones ya que las personas más felices son, también, más flexibles contribuyendo con nuestra felicidad a la felicidad de los que nos rodean.

La combinación de tres actitudes favorece una vida saludable y feliz, estas son:

Autoestima. Nuestra valía está en ser quien somos.

Amistad. Antidepresivo potentísimo. Cada día deberíamos poder contactar con un amigo de los de antes, uno presente y conocer a otro nuevo.

Actividad. Dignificar cualquier actividad. Hay que estar permanentemente activos. Es importante que vayamos reflejando en una agenda las diferentes cosas que vayamos a hacer y que la cumplamos.

La felicidad está en nosotros, en nuestro interior y depende solo de nosotros el encontrarla. Cada día deberemos de hacernos una pregunta vital al finalizar la jornada: “¿en que he ayudado a los demás hoy?” A lo que prestemos atención en nuestra vida es lo que se desarrolla. Si queremos tener calidad de vida lo conseguiremos a través de: Constancia, paciencia, pasión, compromiso y alegría. El éxito es cuestión de perseverar cuando los demás han abandonado.

Un prodigioso análisis para que, al aplicar sus resultados y prestándole la atención necesaria, podamos disfrutar de la vida y ser felices. SUPPO está en ello, en la actividad constante dentro de la vida de nuestra asociación. Acabamos de finalizar nuestra participación activa en el Crucero de la Ilusión, y hemos sido felices ¡nos lo merecemos!

  • Logotipo Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo ILUNION. Abre una ventana nueva.