Logotipo de UNIDAD PROGRESISTAProgreso digital

PROGRESO DIGITAL Nº 55jueves, 27 de mayo de 2021

 

Nuestras secciones

SUPO ES UN PROYECTO PARA TODOS SUS MIEMBROS

Comisión Ejecutiva Estatal de SUPO

La pandemia que estamos viviendo, y que arrancó el año pasado, ha cambiado la forma de hacer las cosas, lo que antes era “presencial y fácil,” ahora se ha convertido en “a distancia y complicado”, para aquellos que no tienen acceso a la tecnología

SUPO.jpg

Desde SUPO, durante estos largos meses, nos hemos reinventado, hemos aprendido mucho, hemos compartido conocimientos e ideas y, sobre todo, hemos querido seguir manteniendo la actividad y la vitalidad de la sección, todo ello en un ambiente colaborativo y de solidaridad.

A lo largo y ancho de todo el territorio, se han organizado asambleas, reuniones, actividades variadísimas, encuentros virtuales, etc., la mayoría de ellos basados en el uso de utilidades que favorecen la comunicación tales como ZOOM, Skype, WhatsApp y otros.

Para nuestra sorpresa inicial, no han sido inusuales las actividades, en las que nos hemos dado cuenta que el  número de participantes ha sido objetivamente mayor que cuando hacíamos actos presenciales, puesto que ahora, sin movernos de nuestro entorno, nos conectamos personas que podemos residir a cientos de kilómetros, salvando así las barreras de la movilidad y del transporte.

Sea como sea, los que sin ninguna duda lo están teniendo más difícil en estos tiempos que vivimos, son aquellas personas que sufren la soledad no deseada, es decir, que habitualmente no mantienen relaciones de confianza con ninguna persona de su entorno, más allá de las necesarias para la mera supervivencia, y, además, se ven asaltados por la sensación de soledad y aislamiento, en contra de su voluntad. Normalmente, esta situación de soledad no deseada, va acompañada del hecho de  no disponer de instrumentos de comunicación avanzados, o bien del desconocimiento en el uso de la tecnología que está permitiendo que nos podamos comunicar los unos con los otros con mucha facilidad.

Somos plenamente conscientes de que nuestros socios, para sentirse parte de SUPO, han de conocer lo que hacemos, conocer cómo pensamos y actuamos y formar parte de los procesos de toma de decisiones, sólo de esta manera serán partícipes de ellas y gozarán del sentimiento de pertenencia a nuestra asociación, y la metodología necesaria para conseguir este objetivo, la teníamos muy por la mano en los tiempos pre pandémicos, a través del contacto personal y directo.

Conocido lo anterior, prácticamente en todas las Comisiones de Agrupación, durante los meses pasados, se han realizado campañas intensas de contacto con los socios, compartiendo momentos y difundiendo actividades, al mismo tiempo que se detectaban aquellos casos de socios que aún y queriendo mantener relación con otras personas, no podían, por diversos motivos y, en consecuencia, se sentían solos.

Las personas más experimentadas con la tecnología o aquellas que han podido aprender su manejo, la han usado para participar, durante la pandemia, en las múltiples actividades que se han organizado desde SUPO en cada territorio y también desde la ONCE, pero las personas menos avanzadas, tecnológicamente hablando, han requerido mayor atención por parte de SUPO, al no disponer del canal tecnológico para establecer el contacto.

A estas personas que se sentían solas, las hemos ido acompañando en el paso del tiempo, y  hemos pensado qué tipo de iniciativa o actividad podía ser útil para ellas y con la que se sentirían cómodas.

Por eso, desde el programa de la “Escuela de Bienestar Emocional”, dirigido a los miembros de las 45 Comisiones de Agrupación, se ha puesto en marcha una interesante iniciativa para poder intercomunicar a las personas que se sienten solas.

Desde la Comisión Ejecutiva Estatal de SUPO,  hemos marcado el reto a las Comisiones de Agrupación de establecer varios grupos de personas que cumplan la condición de involuntariamente estar solas y que, comunicadas entre ellas mediante un simple teléfono fijo o móvil, puedan disfrutar de algunos ratos de compañía, con personas que se encuentran en su misma situación. De esta forma, no hay que ser una persona tecnológicamente avanzada, y únicamente saber contestar al teléfono cuando recibes una llamada.

La experiencia está resultando ser  marcadamente positiva en muchas partes de nuestro territorio e, incluso, algunos grupos van a repetir, es decir, mantener nuevos encuentros, mediante un sistema fácil de comunicación como lo es el teléfono, que les permite abandonar la soledad por un tiempo.

Los responsables de cada Comisión de Agrupación, actúan de dinamizadores, se encargan de detectar a las personas candidatas, de establecer la comunicación y de que todo fluya.

Estos dinamizadores sénior han aprendido a organizar multiconferencias a partir de un simple teléfono móvil, haciendo felices a las personas que participan en los diferentes grupos.

Todo lo que hemos venido haciendo, conjuntamente con el momento en el que nos encontramos, en el que muchas de las personas sénior están ya siendo vacunadas, en el que, por suerte para todos, los casos de contagio por COVID van disminuyendo, desde SUPO, nos parece ver ya la luz al final del túnel, y creemos que cada vez está más cerca el término de esta maldita pesadilla.

Sea como sea, cuando todo esto pase, sin duda ninguna, tendremos que reflexionar, sobre qué cosas han llegado para quedarse y, posiblemente, la experiencia relatada en estas líneas, deba ser una de ellas.

  • Logotipo Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo ILUNION. Abre una ventana nueva.