Logotipo de UNIDAD PROGRESISTAProgreso digital

PROGRESO DIGITAL Nº 48viernes, 17 de mayo de 2019

 

Nuestras secciones

SUPPO. COMPROMETIDOS CON LOS MAYORES DEL SIGLO XXI

Comisión Ejecutiva Estatal de SUPPO

SUPPO, desde su constitución ha venido defendiendo con ahínco y perseverancia a los mayores, en general, y a los mayores con discapacidad especialmente, siemple en clave de derechos humanos

SUPPO.jpg

La población mundial crece de forma exponencial de forma que, en la actualidad ya somos más 7.600 millones de personas los que habitamos este planeta llamado Tierra. Particularmente, en nuestro país, ya somos más de 46 millones de personas; adicionalmente hemos de considerar que, de acuerdo con las proyecciones demográficas más fiables, hacia la mitad del presente siglo nuestro país será el de población más longeva en todo el planeta. La constatación de esta tendencia hizo que, en el año 1991, la Organización de Naciones Unidas declarase los Derechos Humanos de las Personas Mayores con la recomendación de que todos los países debieran de incorporarlos en sus respectivas legislaciones y políticas sociales.

La ONU definió estos derechos como a continuación se indica:

Independencia

Las personas de edad deberán:

•         Tener acceso a alimentación, agua, vivienda, vestimenta y atención de salud adecuados, mediante ingresos, apoyo de sus familias y de la comunidad y su propia autosuficiencia.

•         Tener la oportunidad de trabajar o de tener acceso a otras posibilidades de obtener ingresos.

•         Poder participar en la determinación de cuándo y en qué medida dejarán de desempeñar actividades laborales.

•         Tener acceso a programas educativos y de formación adecuados;

•         Tener la posibilidad de vivir en entornos seguros y adaptables a sus preferencias personales y a sus capacidades en continuo cambio.

•         Poder residir en su propio domicilio por tanto tiempo como sea posible.

 

Participación

Las personas de edad deberán:

•         Permanecer integradas en la sociedad, participar activamente en la formulación y la aplicación de las políticas que afecten directamente a su bienestar y poder compartir sus conocimientos y habilidades con las generaciones más jóvenes.

•         Poder buscar y aprovechar oportunidades de prestar servicio a la comunidad y de trabajar como voluntarios en puestos apropiados a sus intereses y capacidades.

•         Poder formar movimientos o asociaciones de personas de edad avanzada.

 

Cuidados

Las personas de edad deberán:

•         Poder disfrutar de los cuidados y la protección de la familia y la comunidad de conformidad con el sistema de valores culturales de cada sociedad.

•         Tener acceso a servicios de atención de salud que les ayuden a mantener o recuperar un nivel óptimo de bienestar físico, mental y emocional, así como a prevenir o retrasar la aparición de la enfermedad.

•         Tener acceso a servicios sociales y jurídicos que les aseguren mayores niveles de autonomía, protección y cuidado.

•         Tener acceso a medios apropiados de atención institucional que les proporcionen protección, rehabilitación y estímulo social y mental en un entorno humano y seguro.

•         Poder disfrutar de sus derechos humanos y libertades fundamentales cuando residan en hogares o instituciones donde se les brinden cuidados o tratamiento, con pleno respeto de su dignidad, creencias, necesidades e intimidad, así como de su derecho a adoptar decisiones sobre su cuidado y sobre la calidad de su vida.

Autorrealización

Las personas de edad deberán:

•         Poder aprovechar las oportunidades para desarrollar plenamente su potencial.

•         Tener acceso a los recursos educativos, culturales, espirituales y recreativos de la sociedad.

Dignidad

Las personas de edad deberán:

•         Poder vivir con dignidad y seguridad y verse libres de explotaciones y de malos tratos físicos o mentales.

•         Recibir un trato digno, independientemente de la edad, sexo, raza o procedencia étnica, discapacidad u otras condiciones, y han de ser valoradas independientemente de su contribución económica.

SUPPO, desde su constitución en 1991, ha venido defendiendo con ahínco y perseverancia a los mayores, en general, y a los mayores con discapacidad especialmente. Sería muy prolijo hacer una relación de las acciones impulsadas por SUPPO para cumplir sus principios, pero como muestra de estas acciones recordamos que en este último periodo de mandato se han puesto en práctica tres proyectos solidarios que están abundando en los resultados de esta defensa de los derechos de los mayores.

También, el Grupo Social ONCE, que está siempre en la vanguardia de la lucha para la defensa de las personas con discapacidad y aquellas en riesgo de exclusión social, influye en las decisiones de la ONU mediante el inestimable esfuerzo que vienen realizando el equipo al completo de la Alta Comisionada para la Solidaridad y la Cooperación Internacional del Grupo Social ONCE.

En SUPPO nos sentimos privilegiados, orgullosos y agradecidos por contar con el apoyo incontestable de todo el Grupo Social ONCE.

  • Logotipo Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo ILUNION. Abre una ventana nueva.