Logotipo de UNIDAD PROGRESISTAProgreso digital

PROGRESO DIGITAL Nº 20viernes, 30 de mayo de 2014

 

Nuestras secciones

INTERESANTE TALLER SOBRE LA MUJER EN LAS JORNADAS DE ZARAGOZA

Comisión Ejecutiva Estatal de SUPPO

La realidad de la mujer mayor, sometida a debate en las II Jornadas de trabajo de SUPPO celebradas del 10 al 12 de marzo en Zaragoza.

Los mayores de Unidad Progresista hemos analizado la participación y el compromiso de las mujeres en la ONCE, en U.P. y en SUPPO

¿Por qué este Taller? 

Porque en el Año europeo del envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional, aunque fueron muchas y variadas las actividades que se organizaron desde la ONCE y desde Suppo, destacaron las elevadas cifras de participación masculina.

Porque en el documento sobre La participación aprobado en nuestro VI Congreso se nos sugiere indagar las causas de la baja participación de los mayores en UP y en la Once. Y se nos invita a promover líneas de acción para mejorarla.

Y, porque consideramos que, si aprovechamos el talento femenino, junto a las peculiaridades de lo masculino y mejoramos sus competencias, estaremos poniendo las bases   de una Unidad Progresista y de una ONCE más productiva, más saludable y más sostenible.

 Así pues, en los integrantes de la Comisión Ejecutiva Estatal de Suppo, buscando una mayor participación e implicación de nuestras mujeres, surgió la necesidad de hacer un estudio sobre ellas. Fundamentalmente porque sabemos que es hombre y mujer, trabajando al unísono, lo que mejora una Organización.  

Para cumplir nuestro objetivo nos marcamos las siguientes acciones: presentar información estadística sobre la mujer en la Once y su participación política a través de SUPPO, conocer algunos de sus derechos y principales demandas y debatir sobre posibles medidas que se pudieran tomar por parte de Suppo para mejorar la situación de partida.

La estadística aportada por Teresa Palahí nos dio a conocer la situación de la mujer en la Once y Manoli Carrión ofreció datos de la participación política de la mujer a través de SUPPO.

El informe nos decía que, en general, se cumplen los criterios de paridad entre hombres y mujeres en el ámbito de la representación y en el político. Y es porque, en Unidad Progresista las directrices son claras al respecto y se cumple lorecogido en los Estatutos.

No obstante, sabemos que,  aunque haya paridad, no siempre la mujer asume responsabilidades en los Órganos de que forma parte.

Para mejorar esta realidad, teníamos que analizar las causas que la provocan. Nos encontramos con que, independientemente de los motivos personales que se puedan tener, hay otras circunstancias influyentes que se pusieron sobre la mesa. 

La mujer ha desempeñado roles asignados por educación y cultura, estando sometida a una mezcla de prejuicios o estereotipos: la misión de la mujer ha sido, por cultura y tradición, la asunción de responsabilidades en el seno familiar. 

En nuestra sociedad, existen estereotipos muy arraigados hacia la mujer; esos que dicen que la mujer debe de estar en casa, casada y con hijos, atenta y atendiendo a todo y a todos. 

Estereotipos nuevos: deben de ser las mejores en el trabajo y en casa. 

Estereotipos hacia la vejez: improductivas, pasivas, incapaces de aprender, todas están enfermas.   

Estereotipos hacia la discapacidad: Se aíslan, todas son dependientes,.      

Todos estos clichés han incidido poderosamente en las mujeres . En su actitud, en su forma de ver las cosas, en su modo de actuar. 

Así, han aprendido a exigirse mucho. Pero, ante algo nuevo, diferente de las tareas conocidas, les asusta la idea de tener que tomar decisiones, de equivocarse, de fracasar. 

Tanto las barreras como los alicientes, ¿no estarán en el interior de la mujer? 

Las mujeres, probablemente hasta que no se demuestran que pueden hacerlo, no se atreven a ocupar un cargo de responsabilidad, mientras que los hombres, se lanzan sin tanto miramiento. 

Ellos han aprendido bien que, el errar, no equivale a fracasar. 

A esta altura de la exposición se lanzó la pregunta siguiente: ¿No creéis que también nosotras debemos arriesgarnos a aprender y a hacer cosas nuevas? 

Después de aclarar que, si bien este tema había surgido en el ámbito de Suppo, y lo estábamos tratando en estas Jornadas, es en la esfera de lo intergeneracional donde considerábamos que debía ser abordado. El envejecimiento activo es un proceso que se extiende a lo largo de la vida, POR LO QUE  sería conveniente plantearlo desde una perspectiva amplia.

Para finalizar la primera parte, se invitó a todos los presentes a comentar estos extremos en voz alta y a sugerir vías para la participación de la mujer en la Once y en nuestro ámbito político.

En la segunda parte del Taller se profundizó en el trabajo del Observatorio de Igualdad de Oportunidades de la ONCE y su Fundación. Se dio a conocer la Estrategia de la ONCE y su Fundación en la lucha contra la violencia de género y se examinaron realidades de algunas compañeras. 

En España hay 5 millones de personas con discapacidad. El 60% son mujeres de más de 60 años. Al sobrevivir al hombre, tienen un deterioro grande en los distintos ámbitos. El deterioro físico puede ralentizarse o prevenirse mediante alimentación, ejercicio, medicamentos etc., pero el deterioro de la vista, hoy por hoy, no se puede paliar. 

Aunque no hay estudios en España sobre la mujer y su situación, sí conocemos algunas realidades: 

La ceguera en mujeres mayores va unida, generalmente, al deterioro por la edad. No tienen códigos de información. Son analfabetas funcionales. No están informatizadas digitalmente. Les falta información sobre servicios sociales, justicia, derechos, medicina, educación, etc. De esta información les llega un 10% y totalmente mediatizada. Es decir, no conocen sus derechos. 

Por otra parte, la pobreza extrema se ceba con la población femenina. 

Las mujeres con discapacidad aparecen como un colectivo especialmente afectado por la pobreza extrema, con una tasa que triplica la del resto de la población española, al mismo tiempo que es un 40% más alta que la de los varones que padecen discapacidad, aumentando hasta casi el doble en las estadísticas entre mayores de 60 años. 

Así lo expresó el sociólogo Agustín Huete, autor del estudio “pobreza y exclusión de las mujeres con discapacidad en España”.   

Evidencia una clara situación de desventaja para las mujeres. Y es que, culturalmente, no han trabajado. Sólo tienen paga de viudedad o una no-contributiva. Por lo tanto, tienen un mayor grado de dependencia. Dependen de terceras personas y, en muchos casos, su autonomía llega a ser nula. 

Además nos encontramos con que muchas de nuestras mujeres viudas están en residencias. La institucionalización es desmedida. En estas circunstancias, la mujer no puede conservar su libertad de ser. En muchas ocasiones es considerada dependiente, por lo que padece falta total de respeto. Y, por el hecho de  no ver se le trata como a una enferma.  

Así pierde los afectos y, al no haber comunicación, sufre un verdadero abandono emocional. 

En este plunto de la sesión se formularon varias preguntas: ¿Convendría elevar nuestro nivel de compromiso para a promover acciones tendentes a mejorar este escenario?

La Once y su Fundación a través de su Observatorio de Igualdad de Oportunidades, está haciendo un trabajo metódico y satisfactorio pero, ¿Tenemos que ser nosotras también, las mujeres, las protagonistas de nuestro propio desarrollo?  

Conscientes de la complementariedad de los valores de ambos géneros, ¿qué podemos hacer los hombres y mujeres desde Suppo?  

El Taller finalizó con un REFLEXIVO Y animado debate con sugerencias novedosas para  favorecer, en nosotros los mayores, una participación de calidad en la ONCE, en U.P. y en SUPPO.

Por ello, queremos agradecer la excelente acogida que tuvo en UP y en la ONCE nuestra propuesta de reservar un espacio sobre la mujer en las Jornadas de Zaragoza. Se nos ha facilitado todo. Se nos ha dado la información solicitada a Unidad Progresista y al Observatorio de Igualdad de Oportunidades y hemos conocido la Estrategia de la Once y su Fundación contra la violencia de género. Y, al contar con la inestimable colaboración de Teresa Palahí, verdadera patrocinadora, el sueño se ha hecho realidad.

Reconocemos igualmente la asistencia y la excelente actitud de todos los compañeros venidos de los distintos rincones de nuestro país.

¡MUCHAS GRACIAS A TODOS! 

 

  • Logotipo Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo ILUNION. Abre una ventana nueva.